Our performance, your advantage

El contenido nunca muere

1. Introducción
2.La importancia del contenido
3.Organizando nuestro contenido
4.Buscando inspiración en nuestro entorno
5.Utilizando contenido de terceros
6.Hasta la próxima

Si quieres recibir mensualmente nuestros monográficos para ser un mejor blogger, ¡suscríbete! Es totalmente gratuito

1. Introducción

Un mes más volvemos a desgranar todos los secretos para elevar tu blog a su máximo exponente. Hasta ahora solo hemos hablado de temas más técnicos dirigidos a conformar tu blog como medio, a tener listo ese recipiente que tú debes rellenar con contenido.

Y dado que lo más importante, al fin y al cabo, es lo que hay dentro de un bote y no el bote en sí, no podemos dejar pasar muchas más entregas sin ayudarte a conformar tu contenido.

No olvides que puedes enviarnos cualquier duda que tengas a escueladebloggers@internetadvantage.com y estaremos encantados de contestarte, convertir tu duda en tema principal de futuras entregas, enviarte algún regalo o tomarnos algo contigo

2. La importancia del contenido

El contenido es la razón por la que tu blog existe, lo que hará que este destaque entre sus competidores y por lo que quieres tener un blog profesional y atractivo.Un mal envoltorio puede desmerecer un buen regalo, pero un mal regalo nunca le gustará a nadie por mucho esfuerzo que pongas en envolverlo.

El contenido es información en cualquier tipo de formato que siempre requerirá cierta dosis de creatividad: texto, vídeo, imágenes, datos, gráficos… Toda esta información bien organizada, estructurada y dosificada, acabará conformando tu blog a través de diversas entradas.

Por todo esto debes respetar tu contenido y disfrutar con él. No pierdas tu tiempo transmitiendo una información que ni a ti mismo te convence, o con la que no te sientes cómodo, porque sólo podrás transmitir correctamente aquella información en la que tú mismo creas.

Por último: nunca olvides a quien se dirige tu contenido y la información contenida en el mismo. Esta información se dirige a los lectores, a personas. No pierdas el foco en tus lectores y no perderás el foco de tu contenido.

3  Organizando nuestro contenido

Si ya eres un bloguero activo quiero que te hagas una sencilla pregunta: ¿cómo has organizado tu contenido hasta ahora? Si no sabes responder, mal. Otra pregunta, ¿tienes en tu ordenador habitual alguna carpeta para el contenido que quieres publicar en tu blog? Si la respuesta es no, mal de nuevo.

Empieza por crear una carpeta donde almacenarás todo el contenido que quieres utilizar en tu blog: ¿has encontrado un gif en Internet que te ha inspirado? Guárdalo en esa carpeta. Y guárdalo de tal manera que puedas encontrarlo: ponle un nombre descriptivo al archivo, utiliza una estructura de carpetas que tenga sentido o lleva el control de todo el contenido que quieres utilizar en una hoja de Excel.

Si además utilizas un servicio como Dropbox o Google Drive para almacenar todo esto en “la nube” de tal manera que nunca se pierda, mejor que mejor.

Ahora ya tienes un lugar en el que almacenar y llevar un control adecuado del contenido que forma o formará parte de tu blog. Y no sólo del contenido que “encuentres” sino del contenido que vayas creando.

Volvamos a las preguntas para aquellos que ya sean bloggers: ¿qué es lo primero que haces cuando tienes una idea para un “post” en tu blog? ¿Entrar en tu blog y comenzar a escribir? Mal.

En primer lugar: ten siempre a mano una libreta (o una app como Evernote en tu móvil). Cada vez que tengas una idea para escribir en tu blog anota dicha idea. Da igual el lugar y el momento (bueno, quizás algunos lugares y momentos no sean muy adecuados, como en la iglesia durante tu propia boda, pero en el 99% de los casos no tendrás problema).

Es imposible recuperar muchas ideas una vez deciden abandonar tu cerebro, y siempre habrá tiempo para descartar ideas (y cuando las descartes no las borres, márcalas como descartadas o táchalas sutilmente, pero no las borres, puede que más tarde cambies de parecer).

En segundo lugar: no comiences a escribir directamente en tu blog. Escribe en un documento y tómate tu tiempo. Almacénalo en esa carpeta que ya has creado. Deja que madure sin que pierda frescura, date un paseo, vuelve a comprobarlo con una nueva perspectiva. Finalmente encuádralo dentro de tu calendario de contenidos.

El calendario de contenidos: organizando el tiempo

A todos nos pasa: hay días que tienes miles de ideas, al día siguiente te pones delante del ordenador y, repentinamente, tu cerebro se ha secado. O una semana ha sido especialmente complicada en el trabajo o en la universidad y no has tenido tiempo para escribir.

Te presento a tu salvador para estos momentos de pánico: el calendario de contenidos. ¿Conoces Google Calendar? Crea con tu cuenta de Google un calendario para tu blog y plantéate cuantas veces a la semana quieres publicar (publicar, que no escribir.)

Si quieres escribir tres veces a la semana, marca tres días cada semana durante los próximos meses. Se realista y no abarques demasiado. Identifica también aquellos días que puedan ser relevantes para tu blog: viajes, eventos, días festivos… Si tienes un blog sobre ciencia ficción, no dejes que el día de la toalla se te vuelva a pasar por alto.

Una vez tengas tu calendario de contenidos consúltalo cada vez que hayas terminado de escribir un post y publícalo cuando mejor se encuadre en el mismo.

Además, si un día te sientes inspirado, escribe todo lo que quieras y vete almacenándolo, marca el día más apropiado en tu calendario y despreocúpate.

Por último, si un día no te sientes inspirado, siempre podrás acudir a tu calendario en busca de inspiración: seguro que hay una fecha relevante cercana o tienes un post programado para publicar ese día.

4 Buscando inspiración en nuestro entorno

Al definir el contenido hemos dicho que este tendrá siempre un componente creativo. La capacidad de crear no surge desde el vacío: unas ideas dan origen a otras,  y mezclando todo en nuestra mente finalmente llegaremos a nuestro contenido original y cargado de valor para el lector.

¿Pero cómo inundamos nuestro cerebro de ideas valiosas que pueda utilizar como combustible? No voy a animar a nadie a leer, escuchar música o ir al cine, porque doy por hecho que todo eso ya lo hacéis. Voy a centrarme en la inspiración que surge en el medio al que os dirigís: Internet.

Es imprescindible que conozcáis todos los blogs que traten temáticas similares a vuestro blog. Seguro que ya conocéis unos cuantos así que acudid a los ‘blogrolls’ de esos blogs y visitad todos aquellos que no conocíais.  (Un ‘blogroll’ es el lugar en un blog que suele enlazar a blogs amigos.) Añade todos esos blogs a Google Reader y clasifícalos adecuadamente.

Dedica un tiempo cada día a leer todos estos blogs con temáticas similares al tuyo y comenta cuando lo consideres oportuno. Muchos te dirán que comentar es la mejor manera de recibir visitas a tu blog. Olvídalo. Comentar es la mejor manera de involucrarse en una conversación productiva de la que surjan ideas valiosas.

Pero no solo de blogs viven las ideas del blogger. Las redes sociales son una fuente inagotable de ideas: comienza por seguir en Twitter a todas aquellas personas con influencia en los sectores que toques; no te olvides de YouTube, suscríbete a todos aquellos canales relevantes (intenta seguir también a aquellos que hablen en inglés, incluso si tienes que hacer un esfuerzo porque tienes el inglés un poco oxidado); familiarízate con reddit, seguro que encontrarás un subreddit relacionado con la temática que sigas; busca foros, regístrate y comienza a postear; Pinterest, Instagram… La lista puede ser infinita.

Identifica los sitios en los que se concentra el público al que quieres dirigirte. Regístrate y participa. Participar e involucrarse en una conversación suele ser la mejor forma de obtener nuevas ideas de estas conversaciones.

5 Utilizando contenido de terceros

En este proceso encontraremos muchísimo contenido de terceros que seguramente queramos utilizar: vídeos, canciones, imágenes, gifs… Sobretodo gifs. ¡Pero cuidado! No siempre puedes utilizar contenido creado por otras personas a la ligera.

Antes de utilizar en tu blog cualquier contenido de terceros asegúrate de que sabes quién ha creado dicho contenido y la licencia a la que puede estar sujeto el mismo. Independientemente de la licencia te aconsejo que: siempre referencies al creador y, cuando sea posible, enlaces su página o blog.

A veces es algo complicado encontrar al creador de determinadas obras, sobretodo en Internet, por si acaso te aconsejo que siempre realices una búsqueda rápida en Google. Si se trata de una imagen, arrastrarla hasta el cajetín de búsquedas en Google Images puede ahorrarte algún disgusto por utilizar una imagen con derechos de forma inadecuada.

Por último, si alguien te pide que retires algún tipo de contenido que tú no has creado, retíralo. Ante la duda es mejor cubrirse las espaldas. Desde luego, si ese contenido es tuyo y no lo has sacado de ningún lado, nunca cedas, ya que tu blog es tu ventana al mundo para expresarte y nadie tiene derecho a coartar tu libertad de expresión.

6 Hasta la próxima

Como ves, esta vez hemos tratado un tema mucho menos técnico pero no por ello menos importante. Esperamos que de esta entrega hayas sacado alguna que otra conclusión o truco que te sea útil a la hora de mantener tu blog activo, como resumen…

  1.  Apunta en una libreta todas las ideas que se te ocurran para tu blog.
  2.  Almacena de forma organizada todo el contenido que utilices en tu blog.
  3. Utiliza un Excel si es necesario para organizar los contenidos que has almacenado.
  4. Crea un calendario de publicaciones y síguelo en la medida de lo posible.
  5.  Suscríbete a todos los blogs similares al tuyo.
  6. Conversa con todos los ‘influencers’ de tu entorno.
  7. Referencia correctamente el contenido de terceros.

Por último, el consejo más importante de todos: disfruta con tu blog. Si no disfrutas creando contenido es imposible que ese contenido sea valioso. Si el blog pasa a convertirse en una obligación y en algo tedioso, tómate un respiro, seguramente vuelvas con más fuerzas.

Potencia tus resultados online: Contáctanos

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información de nuestra política de cookies, aqui.