Our performance, your advantage

Taco bell y los empleados Charlie Sheen

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

De en

A los que nos dedicamos al social media nos encanta hablar de las “crisis de reputación” que se producen prácticamente cada semana. Y la verdad es que aunque las redes sociales hacen indudablemente que las empresas estén más expuestas, creo que la gran mayoría de las crisis las inventamos nosotros. No pasan de episodios y… pocas veces influyen de verdad en la percepción del consumidor ni en los resultados de las empresas. ¿Alguien ha dejado de comprar Nestle por su famosa crisis con Greenpeace de hace unos años? ¡¡Para nosotros sigue siendo uno de los post más vistos todos los meses!!

Este es el caso de la “crisis de hoy”, Taco Bell y la foto publicada en Facebook por uno de sus empleados chupando unos cuantos tacos. Creo que para el único que será una crisis será para el muchacho, que presumiblemente perderá su trabajo y le será difícil encontrar otro…

Para mi, esta imagen más que una crisis para Taco Bell, trae un tema importante: el de una identificación muy superior del empleado con la marca debido a la capacidad de viralidad de las redes sociales. Hoy todos podemos ser Charlie Sheen.

Cuando los problemas con alcohol, mujeres y demás se hicieron públicas, la serie “Two Men and  a Half” donde llevaba trabajando más de x temporadas, decidió rescindir su contrato, aunque los comportamientos del actor fueran completamente consecuentes con la personalidad de su personaje.

Hasta ahora, si tu no eras un personaje conocido, tus “tonterías”, como la foto de este chico no llegaban más allá de tus círculos más cercanos, donde probablemente más de la mitad reirían tu gracia. El problema es que hoy, estas tonterías se convierten en dominio público y son interpretadas por muchas personas que quizás no te conocen… pero saben que trabajas en Taco Bell.

Si vamos más allá de esta anécdota , que no es  única, vemos un importante tema de trabajo para todo tipo de empresas, especialmente aquellas que tienen una gran masa de empleados  jóvenes y con poca implicación dentro de la empresa. Como buenos “millenials”, estos jóvenes han crecido con las redes y no comparten el concepto de privacidad de las generaciones anteriores.

¿Cómo conseguir que su presencia social no se convierta en una fuente potencial de crisis para la empresa? Creo que tres son los pilares básicos:

  • Construir una empresa social, un social business donde lo  “online” no sea el apellido de algún departamento sino que forme parte intrínseca del negocio.
  • Establecer unas guías claras para que todos los empleados tengan claro qué espera de ellos su empresa en un ámbito público-privado como son las redes sociales.  Muchas veces estos empleados no son conscientes de la publicidad y potencial alcance de sus redes.
  • Incluir en su estrategia de comunicación planes de respuesta y gestión de crisi (o episiodios potencialmente críticos, que creo que es más adecuado) que establezcan quién contestará, con qué mensaje y, sobre todo, en qué plazo.
Los responsables de comunicación de Taco Bell han contestado de una manera rápida, por una parte restando importancia al asunto (es posible que estos tacos ya estuvieran desechados, camino a la papelera) y por otra, asumiendo la responsabilidad y anunciando una investigación para determinar las causas, a la vez que recuerdan los procedimientos de higiene que existen en sus establecimientos.
Por cierto… no sé si será por intentar limpiar su reputación o, como él dice, para honrar a su padre, pero Charlie Sheen se ha cambiado de nombre artístico  y utiliza por primera vez su verdadero nombre: Carlos Estevez. 

Ir arriba

Ir arriba

Reacties zijn niet mogelijk op dit artikel.

Ir arriba

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información de nuestra política de cookies, aqui.