Our performance, your advantage

Disavow tool: la herramienta perversa

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

De Kathia Rivera en

Desde que Google lanzó la herramienta Disavow (el pasado 16 de octubre), no he dejado de darle vueltas a todo lo que este paso significaba no solo para el buscador, sino para todos aquellos que, de una u otra forma, estábamos aguardando el próximo paso del gigante. Esperaba que los expertos comentaran, que la comunidad manifestara sus dudas, sus valoraciones y, por qué no, sus experiencias.

A casi un mes de su lanzamiento ya tenemos un interesante número de comentarios, puntos de vista e incluso pruebas realizadas con resultados palpables. Me imagino que durante el próximo “updated” del algoritmo tendremos más información y veremos lo bueno y lo malo de esta nueva arma secreta o arma letal (depende de cómo se mire).

Ya hemos leído de qué se trata, hemos visto el video de Matt Cutts diciéndonos cuándo usarla y cuándo no. Pero en este artículo me quiero centrar en un análisis dando mi punto de vista sobre el ¿por qué?, ¿para qué?, y ¿con qué objetivos?, nuestro adorable y amado Google lanza esta herramienta (tenemos que decir que no fueron los primeros, Bing se les adelantó en esto).

¿Por qué?

Creo que todos tenemos claro que la gran batalla del buscador es contra el Spam y no es una guerra fácil. Con todos los recursos que tienen, la lucha contra el spam sigue siendo el talón de Aquiles de Google. Yo lo comparo con la lucha contra el dopaje en el ciclismo. Todos los esfuerzos están puestos en asegurar que quien compite cumpla con las normas internacionales antidopaje. Pero este también es un trabajo complicado. Las técnicas se perfeccionan cada vez más y para las agencias antidopaje de cada país los frutos de su trabajo llegan años después. Con Google pasa igual, un buen día te levantas y sorpresa “you got a new message” en tú GWT donde te dicen que han detectado links no naturales que pueden estar violando las directrices del buscador y esos links no naturales pueden haber sido construidos años atrás. Entonces empieza tu calvario. Siéntate a ver los enlaces que tienes, analízalos e intenta eliminar todos aquellos que tengan aspecto de spam. Pon tu casa en orden porque ese aviso puede, a corto, medio o largo plazo afectar tu tráfico o tus rankings y eso no lo quiere nadie. Pero lo peor llega cuando te percatas de que te han penalizado. Todos recordamos la cara de Lance Armstrong; pues bien, así nos quedamos, con cara de tontos. ¿Y ahora qué?

 ¿Para qué?

Pues sí, hay un después. Luego de la penalización (y en este caso Google ha resultado ser bastante condescendiente o perverso, según se mire), en lugar de sancionar y listo, (ya que lo has hecho mal, y es justo que te revuelques en el barro intentando salir, compartiendo las dificultades de todos los demás que, siguiendo con la comparativa, entrenan todos los días); ¡no!, el todopoderoso (Google) nos muestra, meses después, una salida al oscuro túnel en el que, por general desconocimiento o lo que sea, te has metido: la Disavow tool. Te la muestra, te la explica y te instruye. Entonces nos preguntamos ¿para qué nos proporciona Google esta especie de herramienta limpiadora de penas, como si de la absolución del sacerdote se tratara?; porque no lo vamos a negar, nada más parecido, “ven confiésate y yo te exculpo de tus pecados, eso sí, tienes que rezar un par de ave marías y 10 padre nuestros”. Hasta ahí, siendo honesta, no lo veo tan mal; es decir, tú me culpas de algo y aunque no me enseñas que consideras “malos enlaces” (aunque, cierto, me das algunos ejemplos que no esclarecen totalmente mis dudas), me das una oportunidad para que te demuestre que estoy corrigiendo el rumbo. Bastante esperanzador y hasta moralmente admirable.

Desesperados empezamos entonces a cumplir nuestras penitencias. Análisis de bases de datos; contactos con el Webmaster; envío de reconsideraciones y, por último, envío de un archivo con todos mis pecados, para que el todopoderoso los evalúe y tome su decisión que, de hecho, no sabes cuándo llegará; después del próximo updated, en 10 días como dicen algunos. Nada, cross your fingers.

 ¿Con qué objetivo?

¿La herramienta se crea con el objetivo de ayudarnos?; no me lo creo. Y esto no tiene nada que ver con la consideración de si la herramienta es útil o no. Varios casos nos demuestran que si haces las cosas bien, al final se nota una mejoría en tu rendimiento. Entonces ¿con qué objetivo real se pone a nuestra disposición una herramienta que, traducida al mundo del ciclismo, te devuelve 4 de los 7 tours que habías conseguido aún sabiendo que te habías dopado? No sé ustedes que opinarán, pero no es oro todo lo que reluce. Está claro que algún beneficio a nivel de mejora de lucha contra el spam tiene que recibir el buscador. Tú mismo me muestras lo que consideras malo; tú mismo me haces el trabajo. A mí me da mucho que pensar. Pero lo que más me llama la atención es: ¿por qué, si no he cumplido las directrices del buscador y lo sabes, me quitas la penalización y vuelvo a obtener tráfico y rankings a niveles, no iguales, pero sí muy similares a los que tenía antes de la penalización y que había alcanzado a raíz de haber incumplido con tus reglas? Traducido: not fair play. Es decir, admito que he jugado sucio, paso unos meses en el desierto de los desterrados y luego como la parábola del hijo prodigo, me aceptas y me colocas en la mesa con mi hermano que siempre se ha portado bien.

Pues no lo entiendo. Lo lógico sería: “has jugado sucio y te costará llegar donde estabas antes”. A mi tanta misericordia me parece extraña y por ello creo que es perversa. Por suerte aún existen diferentes puntos de vista; hay quienes señalan que la única forma de recuperar el estatus anterior es continuar creando buenos y relevantes enlaces hacia tu sitio.

Conclusiones

Tontos seriamos si, teniendo la oportunidad de recuperarnos de una clara penalización, no utilizáramos las herramientas que nos ofrecen. Mi duda y mi pregunta es: ¿cómo utilizará Google en el futuro la información que le estoy dando sobre mi sitio web? Este es, sencillamente, un cheque en blanco que solo firmaría en caso de que estuviera en una situación complicada, límite, o lo que es igual, no tráfico, no conversiones, no rankings, no nada. En ese caso (a simple vista), no tendría nada que perder, por lo tanto, ¡adelante! Eso sí, de ese momento en adelante deberás comprometerte a una estrategia de creación de enlaces natural, basada en la creación de contenido relevante y en una adecuada utilización de las redes sociales.

Yo sinceramente coloco esta acción del buscador a la altura de la última decisión electoral del Presidente Obama, la muy conocida Acción Diferida o Suspensión de Deportación para Dreamers, es decir, tú que estás ilegalmente en el país puedes (después que cumplas con ciertos requerimientos), recibir tu tarjeta de residente de modo temporal. El futuro de los que creen en la medida dependerá única y exclusivamente de la buena fe del Gobierno de los Estados Unidos. Pues nada, amanecerá y veremos.

 

Ir arriba

Ir arriba

Reacties zijn niet mogelijk op dit artikel.

Ir arriba

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información de nuestra política de cookies, aqui.