Our performance, your advantage

TBEX Europa, infiltrados en el mundo de los blogueros

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

De Elena Rey en

Los días 21 y 22 de septiembre se celebró TBEX Europa en Gerona, evento en el que se reunieron blogueros de viajes de todo el mundo para compartir sus experiencias y conocimientos. Era la primera vez que el evento se celebraba en España y nadie quedó defraudado.

Era también la primera vez que yo acudía a un evento de este tipo y estaba ilusionada y expectante ante la idea de hacer un buen papel y conocer a gente nueva e interesante que pudiera aportarme ideas brillantes. A parte, claro, de todas las charlas que estaban preparadas, tan interesantes todas sobre el papel que costaba decidirse, aunque al final tuve que hacerlo porque no podía correr de una sala a otra intentando enterarme de lo que pasaba en todas las conferencias.

Para Internet Advantage el evento fue una oportunidad de conocer a los blogueros en su territorio, para entender su punto de vista. Como empresa dedicada al marketing online estamos acostumbrados a tratar con blogueros con la finalidad de presentarles los productos de nuestros clientes para intentar así que hagan referencia a ellos en sus blogs y conseguir visibilidad e imagen de marca para ellos. Para nosotros son un vehículo para conseguir nuestro fin: promocionar a nuestro cliente.

 

¿Pero cómo se ven los blogueros a sí mismos?

Blogueros norteamericanos vs. blogueros europeos.

A lo largo de las jornadas quedó patente para todos la gran diferencia que existe entre los blogueros de viajes norteamericanos y los europeos.

Para empezar, la cantidad de ponentes y asistentes que habían cruzado el charco solamente para asistir al evento era muy superior al número de blogueros europeos (por no hablar de españoles, que a pesar de estar en casa eran prácticamente imposibles de encontrar).

Este hecho me pareció muy significativo. A la mayor parte de los europeos les cuesta trabajo coger un avión y volar miles de kilómetros para pasar tres o cuatro días en un destino y lo primero que piensan es en el jet lag y en el dinero que van a gastar. Un norteamericano, acostumbrado a recorrer distancias, no se plantea ni los kilómetros ni el jet lag. El norteamericano piensa solamente en la posibilidad de negocio y de aprendizaje.

Pero en esta decisión también influye que un bloguero de viajes norteamericano escribe en su blog como medio de vida, es su trabajo. Por lo tanto viaja allí donde encuentra trabajo. Los blogueros de viajes europeos están un paso por detrás. La mayoría de ellos escriben en su blog como un trabajo adicional y aún no tienen la visión de su blog como su negocio.

Me llamó la atención escuchar cómo Jennifer Miner incluía abiertamente una parte económica en sus negociaciones con las marcas cuando la requieren para un trabajo, como comentó en su charla How to Form Creative Tourism-Blogger Partnerships. Dejó claro a los presentes que un bloguero vive de lo que escribe y que no puede conformarse con que le paguen con productos. Necesita el producto para probarlo y poder formarse una opinión, pero también necesita que le paguen por su trabajo. Hoy en día nunca habríamos escuchado estas palabras de un bloguero europeo.

Por su parte los blogueros europeos se quejaban de que debían tratar con agencias o intermediarios para llegar a las marcas. De momento las marcas no contactan directamente con ellos y esto hace que todo se ralentice y que los ingresos sean inferiores.

Cuando oí esta afirmación de varios de los blogueros que hablaron en las ponencias se encendió una luz de alarma en mi cabeza. Yo era ese intermediario del que todos querían prescindir.

Primera nota – hacer las relaciones entre nuestro cliente y el bloguero más fluidas, conseguir más atribuciones por parte del cliente para poder tomar decisiones durante las negociaciones y que todo surja naturalmente. Hacer que el bloguero nos vea como a una marca, que entienda que las marcas en Europa no están al nivel de las marcas en Norte América y necesitan a las agencias. Y, sobretodo, debemos hacer ver al bloguero medio, el que aún no tiene un gran nombre y es fácilmente reconocido por las marcas, que para hacerse un nombre y darse a conocer necesita de una agencia experta en marketing que sepa llevar a las marcas y a los blogueros a un punto común.

La identidad del bloguero de viajes

Cada bloguero, a pesar de escribir sobre viajes, tiene un tema específico del que le gusta hablar y en el que termina centrándose. Sus lectores le siguen porque están interesados en esta parte de los viajes que le expone. Le siguen porque lo que cuenta les interesa y es auténtico.

Para ellos su identidad es su imagen, su marca, su blog, es todo lo que tienen. No están dispuestos a escribir algo de lo que luego no se sientan orgullosos. Piensan siempre en sus lectores y, tal como Peter Shankman les recomendaba, deben ser transparentes (honestos), relevantes (escribir lo que sus lectores esperan) y ante todo escritores (si redactas y escribes correctamente y con pasión tienes mucho camino recorrido).

Su identidad y sus lectores son los principales motivos por los que un bloguero de viajes nunca escribirá un artículo sobre un lugar en el que no ha estado.

Pam Mandel insistía durante su charla How to tell a creative travel Story junto a Will Peach en que su trabajo es escribir una buena historia, no vender un destino a sus lectores. Recomendaba ponerse en la piel de los lectores a la hora de escribir y escribir para ellos, no para las agencias o para los buscadores.

Segunda nota – ofrecer un buen producto al bloguero, un producto en el que confiemos. Si realmente confías en que tu producto es bueno, el bloguero que lo pruebe pensará lo mismo y escribirá una buena reseña sobre el mismo. Lo que hayas invertido tendrá un retorno con la visibilidad que te darán sus comentarios.

El tiempo es oro

Cuando utilizamos esta expresión siempre nos referimos a que no debemos perder el tiempo porque es muy valioso. En TBEX aprendí de los blogueros de viajes que el tiempo es oro porque es necesario, porque hay que darle un valor y no intentar llegar a todos lados corriendo. Que el tiempo te da perspectiva, mejora tu trabajo y le da valor.

Will Peach recomendaba en su ponencia How to tell a creative travel story, junto con Pam Mandel, escribir un artículo y dejarlo reposar un par de días. Cuando vuelves a leerlo lo lees desde otro punto de vista, entonces debes reescribirlo y después, reescribir una vez más. Solo entonces el artículo estará listo para que lo lean tus seguidores.

El tiempo no es solo necesario a la hora de escribir. Lo es también a la hora de organizar cualquier evento si quieres que salga bien. Una vez que has decidido qué producto quieres ofrecer y cómo vas a organizar un evento, debes contactar  a los blogueros con los que quieres trabajar (o abrir un concurso para seleccionarlos) dando siempre tiempo a que la gente desarrolle su trabajo.

El tiempo en este caso puede ser tu aliado ya que posiblemente consigas un post o comentarios en redes sociales sobre lo que el bloguero está preparando antes incluso de que tu evento haya tenido lugar. Tras el evento y la experiencia, el bloguero volverá a referenciarte para contar todo lo que ha vivido.

Jill Joyd, de Expedia, comentaba que si comienzas una acción en un par de semanas no dejas a la gente respirar. Tómate tu tiempo.

Tercera nota – organiza un plan anual con tiempo para desarrollarlo. No quieras contactar a un bloguero y que se ponga a tu disposición en unas semanas. Da tiempo a que el proyecto madure y así todo saldrá mucho mejor: habrá una mejor organización y los blogueros podrán implicarse de mayor manera con el producto.

El contenido es lo que cuenta

En un evento lleno de personas que esperan que su blog sea relevante y el más solicitado por las marcas para promocionarse no podían faltar las referencias al SEO.

Los consejos para optimizar los blogs y la construcción de enlaces en la ponencia How to write flagship content to maximize SEO fueron consejos básicos, para una persona que nunca ha oído hablar de SEO; pero me llamó la atención la recomendación de Shannon O’Donell: No puedes hacer SEO si no tienes nada que optimizar, lo importante es el contenido.

De este modo volvemos al primer punto en el que los blogueros reclamaban su identidad por encima de todo y lo único que tenían en cuenta a la hora de escribir era a su audiencia.

Trátalos con mimo

Ya he dicho que si confías en el producto que ofreces al bloguero y le das tiempo para organizarse y saborearlo seguramente recibas uno o dos post a cambio.

En el caso concreto de los blogueros de viajes hay otro factor que no hay que olvidar: están acostumbrados a que los mimen, y mucho.

Cuando una marca invita a un destino u hotel a un bloguero, le presenta lo mejor de su producto pero además le invita a comer, le lleva a las excursiones que más le interesan y le agasaja con productos de la zona. Seguramente esto no haga que escriban una buena referencia si no les ha gustado el destino, pero hará que lo bueno parezca mucho mejor.

Tras mi experiencia como bloguera en TBEX puedo decir que las actividades adicionales a lo que tienes planificado ayudan a que te sientas mejor. Yo estaba encantada con las conferencias y la gente que estaba conociendo, sus puntos de vista e ideas nuevas para mí. Pero las comidas y la fiesta en la playa del viernes hicieron que, además, lo pasara bien y disfrutara aún más del fin de semana.

Cuarta nota – incluye en tu presupuesto partidas para excursiones, eventos, regalos y productos típicos y si puedes personalizarlos en algún modo mucho mejor. El bloguero se sentirá bien atendido y repercutirá en su estado de ánimo y actitud a la hora de escribir sobre el producto de nuestro cliente.

Ir arriba

Ir arriba

Reacties zijn niet mogelijk op dit artikel.

Ir arriba

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información de nuestra política de cookies, aqui.