Our performance, your advantage

Cuando la publicidad y el marketing ya TIENEN que re-orientar.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

De en

Hay festivales de publicidad. No hablo de las galas para entregar los premios a la mejor publicidad, que no se suele regir por el aumento en ventas del producto publicitado. Hablo de festivales donde la gente va sólo para ver publicidad.

Esto choca, ya que lo normal, dejando aparte a la generación que ha visto nacer la televisión, es que la publicidad nos parezca más molesta que atractiva.

¿Entonces, qué ha cambiado?

Me recuerdo de todo el correo publicitario que llegaba a mis padres a diario. Era fácil ver qué cosas no interesaban (“a las personas que viven en esta casa”) y lo que se debería de abrir: “Al señor Anton de Jong” (mi padre, claro).

El otro día recibí un correo de Directivos Plus. Me gritaban con todas las mayúsculas posibles, que soy el elegido. Que tienen una oferta especial sólo para René. ¿pero que me cuentas? Y luego, encima, me dicen que me tengo que dar prisa.

¡Pero, despierta!

El consumidor de hoy no es ningún ignorante.  Conoce perfectamente la publicidad y su afán de seducir. Conoce sus técnicas. La suerte de las personas en marketing y en publicidad era que su comunicación era puramente unidireccional. Podrían decir o comunicar cualquier cosa, que ninguno de los consumidores “normales” tenía una plataforma para comentar y hacer oir su mensaje.

¡No es “Business as usual”! (El negocio sigue su curso”)

El consumidor está harto de mentiras. Hay un movimiento en contra del uso de Photoshop, para que no haya modelos (¡presentadas como ejemplo para la sociedad mundial!) que en la realidad ni existen. Hemos vivido lo que la información engañosa puede causar la “casi bancarrota” del mundo financiero: mentiras con un enlace bonito, para que luego pague la sociedad.

Por favor, hay que darse cuenta que de quién eres, qué defiendes y que no, qué haces o dejas de hacer, cómo reaccionas ante noticias desfavorables. Por fin hay no sólo la conciencia sobre lo que está bien y lo que esta mal, sino que ahora también tenemos todos voz y voto. Si es algo que no resuena entre “la gente” allí se quedará. ¿Pero se da cuenta que puede ocurrir si algo realmente toca una fibra sensible?

¿Se da cuenta realmente?

Lo envío a mis 100 -300 y pico amigos, que tengo, según que sea Facebook, Linkedin, Xing. Lo podría postear en los grupos donde sea miembro (que fácilmente sean unos 50 grupos, que tendrán una audiencia de 100 personas por grupo posiblemente)

Y se puede imaginar,  si hablo de algo que realmente les interesa/ importa, ¿que tanto por ciento lo reenviaría a sus amigos? ¿Y estos amigos a sus amigos?  ¿Conoce la ley de los 6 grados que separan a  una persona en el mundo de otra  cualquiera?

Y eso que no soy alguien con “grandes audiencias”. No es difícil encontrar ejemplos de personas que tienen miles de contactos,  “amigos”,  seguidores o como los queramos llamar. Imaginase el efecto de difusión que puede llegar a tener algo merecedor, por el motivo que sea, de ser “popularizado”. El vídeo de la ganadora de “Britain´s got talent” ha sido visto 45.652.947 veces. ¡Eso es toda la población de España!

¿Lo quiere arriesgar TODO?

Dell ha usado las críticas hacía su falta de atención al cliente, para movilizar un batallón de especialistas que ofrecen apoyo ONLINE, para que lo vea “todo el mundo” . Esto tarde o temprano tiene que resultar en el mensaje corporativo “Te hemos oído y –porque nos importas- lo hemos solucionado”. ¿Qué hubiera ocurrido si hubieran dejado estas críticas “por allí” sin tomarlas en serio?

¿Pero, podré decidir qué comentarios admitir y cuales no, verdad?



Es la pregunta que más frecuentemente se nos hace. NO, no debería. ¿Se considera una persona honesta, con honor? ¿Le importa su reputación? Si en una web sólo haya comentarios positivas sobre su producto/ servicio, pierde la credibilidad.

¿Prefiere que le digan las cosas a la cara o prefiere que hablen detrás de su espalda? ¡Exacto! Van a hablar igual. Mejor que lo hagan en tu casa, para brindarte la oportunidad de demostrar que tienes interés y que eres “justo”.

Es una cuestión de responsabilidad… ¿Le parece poco el ejemplo de BP?


¡El dialogo ya está aquí, sin remedio!

No siempre le van a gustar los resultados del diálogo, pero por lo menos, tendrá sus oportunidades. Fair play. Cómo holandés, que reside ya hace 19 años en España, la final del mundial de fútbol fue un sueño; ¡Siempre ganaría! (o mejor dicho me podría ir de fiesta, ya que noto que el país de nacimiento reclama prioridad).


Lo que me ha gustado, más que España haya ganado el partido contra Holanda, es que España haya ganado el premio al “fair play”. Esto demuestra que es posible ganar lo máximo, siendo “fair”.

René de Jong

Director general – fundador (Internet Advantage S.L.)

Autor de libro “Sácale partido a Internet”

Ir arriba

Ir arriba

Reacties zijn niet mogelijk op dit artikel.

Ir arriba

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información de nuestra política de cookies, aqui.