Our performance, your advantage

¿De qué hablamos cuando hablamos del contenido de una web?

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 3.0/5 (2 votes cast)

De en

El contenido, es gran aliado y protagonista indiscutible de toda estrategia de marketing online. Si tecleamos “el contenido es el rey” en Google se nos abren más de 7 millones y medio de entradas. La razón es sencilla: desde hace casi una década, esa frase ha sido titular de miles de presentaciones, ha resumido estrategias de comunicación, se ha puesto en negrita en millones de documentos y se ha utilizado para difundir información en redes sociales alrededor de todo el mundo. Pero ¿de qué hablamos cuando hablamos del contenido de una web?

 El contenido es el rey

Cómo debe ser el contenido de mi web

El principal reto de nuestra web es que llegue de forma óptima al usuario y cumpla con el objetivo que nos marcamos. Bien sea la venta online, la información, la difusión o cobertura de un evento o cualquier otro objetivo que establezcamos, el contenido debe reunir una serie de condiciones para optimizar su repercusión. Aunque ya hemos hablado muchas veces de ello, vamos a realizar un repaso rápido de las características de un buen contenido:

  • Interacción con los lectores: algunas teorías apuntan a que los lectores y usuarios serán los nuevos gestores de contenido. No llegaremos a tanto, pero bien es cierto que las opiniones de usuario, comentarios, consultas y atención al cliente inmediata han cobrado un papel fundamental en las nuevas webs.
  • Viralidad: es imprescindible que el contenido de una web sea viral y que sea susceptible de ser compartido y difundido. Y cuantas más herramientas se pongan a disposición del usuario para ello, mejor.
  • Usabilidad: el contenido y la forma de gestionarlo debe ser cada vez más fácil, accesible, intuitivo y estar rápidamente a disposición del usuario.
  • Todo comunica y posiciona: por ello es importante que absolutamente todo el contenido de una web tenga una razón de ser y unos objetivos. Desde el título de un post hasta una imagen detalle, pasando por los comentarios a una noticia, el diseño de los widgets sociales o la newsletter que llega a nuestros lectores.
  • Menos es más: ya desde hace años la apuesta consensuada navega hacia el minimalismo. No se trata de eliminar datos u objetos de nuestra web, sino de que todos los que aparezcan tengan un sentido lógico. La información debe ser clara y concisa y hay que huir de la paja, los textos extensos y los contenidos que no persiguen un objetivo claro.
  • Movilidad: el contenido debe tener un formato adecuado para dispositivos móviles, para que sea leído correctamente y llegue a todos los lectores potenciales.
  • SEO: por último y quizá lo más importante, el contenido debe estar alineado con las estrategias de posicionamiento SEO. Como ya sabemos, hay que hacer hincapié en los títulos, h2, nombres de imágenes, metas… para que nuestro contenido posicione adecuadamente en los buscadores. 

Tipos de contenido en una web

Contenido duplicadoEn función del tipo de página web, los objetivos que tenga, qué seguidores la lean y ámbito de actuación que se plantee, el contenido de la misma varía. Los contenidos de la web pueden ser de varios tipos:

  • Textos e información escrita: es el principal contenido de una página web. Los posts de un blog, las noticias de una web, la información corporativa que se quiera difundir, entrevistas, debates… toda pieza escrita publicada en la página web  y que, recordemos, debe ser óptimo para el posicionamiento SEO.
  • Contenido multimedia: las imágenes y los vídeos son fundamentales en todas las webs. En función del objetivo de la misma estos elementos cobrarán una importancia mayor o menor, pero debemos esforzarnos por mantener su calidad. El hecho de que una imagen esté correctamente nombrada facilitará su posicionamiento en los buscadores, así como su ubicación adecuada, su relación semántica con el contenido escrito o el que sea original.
  • Fichas de producto: en los e-commerce es indispensable contar con un buen sistema de fichas de producto que aporte toda la información necesaria para facilitar la venta online. En este caso, las descripciones de producto deben ser exactas y únicas, evitando el contenido duplicado.
  • Títulos y subtítulos: como ya hemos hablado en otras ocasiones, es importante que los títulos sean atractivos, cortos, concretos y amigables para los resultados de Google. Deben incluir las palabras clave del artículo o post, es decir, el contenido que deseamos posicionar.
  • Keywords: las palabras clave o keywords deben aparecer en el texto lo antes posible y deben ser naturales.
  • Enlaces externos: un buen contenido en una página web siempre enlaza a alguna fuente externa, bien para consolidar una información, bien para ampliarla. Estos enlaces deben ser de calidad, deben apuntar a fuentes sólidas y deben situarse en palabras clave.

El contenido en una web no es solo el texto escrito. Como vemos, absolutamente todo es contenido, todo comunica y posiciona, y debemos trabajar en pro de conseguir que sea un contenido óptimo. Para ello, una buena estrategia de content marketing es indispensable para posicionar una web, un negocio, producto o servicio.

¿De qué hablamos cuando hablamos del contenido de una web?, 3.0 out of 5 based on 2 ratings

Ir arriba

Ir arriba

Reacties zijn niet mogelijk op dit artikel.

Ir arriba

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información de nuestra política de cookies, aqui.